La Ministra de Seguridad Patricia Bullrich defendió este viernes el operativo de seguridad desplegado en los alrededores del Congreso, mientras en el recinto se discutía la ley “Bases” de Javier Milei. “El objetivo está totalmente logrado», destacó la ministra, y remarcó que su gestión seguirá “manteniendo el orden público”.

«Argentina necesita un orden en la seguridad pública y en la calle«, sostuvo Bullrich en declaraciones a la prensa junto al ministro de Justicia y Seguridad porteño, Waldo Wolff. 

«Es un trabajo arduo porque hay costumbre de pasar los limites y de no respetar la ley, pero lo hemos logrado con CABA ayer», subrayó.

En ese sentido, destacó que se implementó «un operativo de despeje de las calles, de cuidado del parlamento» aunque reconoció que «hubo un pequeño momento de tensión» pero que igualmente «el objetivo está totalmente logrado».

Sobre los más de veinte periodistas que resultaron heridos ayer, Bullrich dijo que van a convocar a organizaciones del sector como la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) y el Foro de Periodismo Argentino (Fopea) para conversar cómo lograr que los trabajadores de prensa puedan ser identificados durante las protestas y movilizaciones.

«En un momento se discutió que el periodismo no esté entre la manifestación y las fuerzas de seguridad.

Si están en el medio de la situación es muy difícil distinguirlos

. Quizá sería bueno que el mismo periodismo, a través de sus organizaciones, porte un distintivo que diga `prensa` y que tenga un lugar para que cuando haya una situación un poquito más tensa, las fuerzas de seguridad puedan saber perfectamente quién es quién», añadió.

Además, dijo que todavía no hicieron «las cuentas» sobre los costos finales del operativo policial y aseguró que lo realizarán cuando finalice la discusión en el Congreso sobre el proyecto de la ley «Bases».

“Las fuerzas están cansadas, hace mucho calor, pero vamos a cuidar el Congreso y el orden público para poder lograr que Argentina sea un país normal y vivamos bajo el ataque de piedras y palos”, había dicho la funcionaria nacional más temprano y evaluó que aunque «hubo mucha fuerza de seguridad, no hubo ningún incidente grave”.

Bullrich sostuvo que “después de vivir en una crisis y un caos total y absoluto, donde la ley no tenía ningún valor, ahora empieza a tener valor y hay una decisión de ordenar el país”. Afirmó que en este contexto su trabajo es evitar que “un grupo o sector organizado políticamente intente tomar el Congreso, rompa los vidrios o genere caos, como ya lo hemos visto en distintas oportunidades”.

Bullrich consideró también que parte de los manifestantes “todo el tiempo nos prueban, quieren hacer que nos pasemos del límite todo el tiempo”. Aseguró que el operativo “no fue desmesurado” y tuvo la dimensión necesaria para que “las fuerzas de seguridad tengan el control” del espacio público.

Si las fuerzas de seguridad no tienen el control, terminamos en un desastre”, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *