Las luces se encendieron y la música comenzó a sonar antes de las 21 horas, con la presencia de cientos de artistas en los diferentes escenarios y pantallas gigantes montadas como cada año alrededor de la plaza.

Así, cuando el reloj marcó las 00 del 25 de julio, los fuegos artificiales decoraron el cielo desde el Centro Cultural del Bicentenario y la Iglesia Catedral Basílica, ante la mirada de todos los presentes que se reunieron a celebrar los 470 años de historia de nuestra querida Madre de Ciudades.

La agenda de actividades culminará mañana martes, con el acto central a la mañana en el Parque Aguirre, en donde compartirán el alfajor santiagueño más grande del mundo, de 15 mil porciones entre todos los presentes.

¡Feliz cumpleaños, Santiago del Estero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *